martes, 12 de noviembre de 2019

¡Viva la inconsciencia! DUNEDAIN + ARENIA + FULL RESISTANCE. Avilés, 09.11.2019. Crónica y fotos.


Texto: Larry Runner.
Fotos: Jorge López Novales.

Por suerte quedamos en esto algunos románticos que nos metemos en berenjenales llevando adelante un estúpido ejercicio de inconsciencia del que luego nos arrepentimos aunque en la mayoría de los casos la cosa al final salga bien. Iván es otro de esos estúpidos inconscientes, como yo, que se deja llevar a veces por esos impulsos. Luego las pasamos putas, se nos quita la risa de la cara durante unos días, llevamos el atragantón. Al final solemos librar, lo cual hará que pasado un tiempo se nos olvide la tontería y la volvamos a liar. No lo podemos evitar.

La del pasado sábado fue una de esas. Tres bandas, una local, otra de Ávila y otra de más lejos, de Castellón, tócate los cojones, a ver quién la tiene más grande. El miércoles iban 40 vendidas y a Iván, según me contó, no se le pegaba la ropa al cuerpo. El jueves la peña va por fin a por las entradas (el último puto día, ya os vale) y al final, salió bien, lo cual no deja de tener mucho mérito, pues, recordemos que se celebraba el Wolfest en Oviedo.

Sí, la Malecón se llenó, ojalá fuera siempre así. Todos contentos, organización, músicos y público. 


Abrieron Full Resistance, que por lo visto poco tienen de nuevos. Creo que llevan unos 15 años en esto y yo nunca jamás había oído hablar de ellos. Que vinieran a Asturias me dejó desgraciadamente más o menos igual. No fui capaz de encontrar su web o un perfil de facebook donde conocerles un poco antes de verles o al menos poder escuchar algo de su material, que probablemente sea abundante, así que me planté a verles sin conocerles aún de nada.

¿Qué ofrecen? Pues básicamente heavy metal tradicional con muchos tintes de rock urbano, que fue apoyado por la nutrida concurrencia, que a diferencia de otras ocasiones no se quedó en la calle y estuvo en el interior desde el comienzo. Como debe ser. 


Se mataron por calentar el ambiente y al menos consiguieron arrancar unos buenos aplausos, aunque personalmente me dejaron como estaba. Sí que me gustó mucho el trabajo del bajista, pero poco más. Cuidan lo musical, pero la puesta en escena dejaba bastante que desear. Los grupos que no cuidan absolutamente nada su imagen me echan para atrás. No lo puedo evitar.

Arenia fueron los siguiente en salir. Quién los vio y quién los ve. Poco queda de aquellos titubeantes comienzos. Crecen con cada concierto y espero no verlos nunca más sobre un escenario tan minúsculo, como también lo espero de sus paisanos Drunken Buddha, por ejemplo. Y es que tras el Morgana Fest, ver al grupo tan apretado me dio hasta un poco de palo, como lo de nuestra fiesta, la verdad.


Se presentaron con un repertorio fantástico, donde no faltaron las miradas al pasado. En teoría era la presentación oficial de “La Voluntad de las Estrellas”, pero todos sabemos que en realidad dicha presentación tuvo lugar en el Morgana.


Abrieron como no podía ser de otra manera con “Alcanzar el Sol”, con Fran bajando por la escalera de los camerinos y justo detrás “Retando a la eternidad”. Fue un comienzo de manual, un buen arranque para una actuación en la que no faltaron agradecimientos para la organización y el recuerdo para el amigo Nathan Cifuentes de Vendaval al que le fue imposible acudir por estar inmerso en los preparativos de lo que será su primer disco en vivo. A él le dedicaron “Volver a Empezar”, canción en la que colabora con un solo en su último “La Voluntad de las Estrellas”. En ese sentido, un diez para Arenia, que pidieron a su audiencia que acudiese al concierto de Vendaval del próximo sábado en Gijón.


No faltaron momentos especiales a nivel de colaboraciones, algo que se está convirtiendo en habitual y que echaremos en falta el día que no suceda. Así que les acompañaron algunos amigos. Jorge de Monasthyr salió para “Ganar o perder” y se quedó para la traca final de “Sigue la leyenda” a la que también se apuntaron Lady Ani y Dani G. de Last Days of Eden. Sin duda un fantástico final, el mejor de los posibles. No paran de crecer.

Set-list:
- Alcanzar el sol
- Retando a la eternidad
- El último aliento
- El atardecer de los sueños
- La piel del enemigo
- Fuego y cenizas
- Sangre eterna
- Volver a empezar
- Ganar o perder
- Sigue la leyenda

Dunedain regresaba a Asturias y como ya había ocurrido años atrás, la sala estaba llena. Llegaron para presentar “Memento Mori”, uno de los discos del año en nuestro país.


Por mi parte eran muchas las ganas de verles, pues aún no había disfrutado de la actual formación donde aparecen dos tíos queridos como son Carlos Sanz a la voz y Alberto Rebus al bajo, dos ex-Iron What!, esa auténtica banda de tributo que personalmente echo de menos. Con respecto a Carlos, decir que con su incorporación la banda recupera los sonidos agudos en las voces de la primera época. El papel de Alberto al bajo ya es más testimonial, aunque ayuda a la puesta en escena, pues es el único que conserva pelo que mover en su cabeza.

Contaron en momentos puntuales con algún sampler de apoyo y me sorprendieron ya de entrada, pues arrancaron con la bailona “A un paso del cielo”, que en vivo gana en muchísimo en contundencia. Hasta cinco de los nuevos temas de “Memento Mori” sonaron a lo largo del show, en el que además hubo tiempo para hacer un buen repaso por toda la discografía de la banda.


Catorce fueron las canciones elegidas para un repertorio que de hacer falta bien podrían duplicar sin falta de perder un ápice de calidad. Y es que son ya muchos los discos a sus espaldas y no tienen tema malo, con lo cual seguro que todo el mundo echó en falta alguno. Por mi parte me vi satisfecho, pues sonó “Memento Mori”, que a día de hoy se ha convertido en mi canción favorita. Solo por escucharla en vivo ya merecían la pena los doce euros de la entrada. 

Dunedain están en un fantástico momento. No sé si el mejor, pero a mi me encantaron y canté como hacía tiempo que no lo hacía. Mirabas a las caras de la gente y veías que se lo estaban pasando bien, con la mayoría vistiendo camisetas de Arenia, Monasthyr y Last Days of Eden. Apoya tu escena local, pero de verdad.


Set-list:
- A un paso del cielo
- El viento de la batalla
- Legado
- Vuela
- Memento mori
- Eterno
- Unidos
- Mi alma sigue en pie
- Hechizo
- 1000 golpes
- Una razón
- Fiel a mi libertad
- Por los siglos
- Corazón de invierno

Al término me fui sin despedirme pero realmente no a la francesa, porque eso sería irse, sin despedirse de los anfitriones, y a esos sí les dimos un abrazo. Iván, Leti, Viña y Fon estuvieron currando para que otros lo pasáramos bien y es por ello que les agradecemos la velada.

Enhorabuena por el petazo y que haya más. ¡Viva la inconsciencia!

© Diario de un Metalhead 2019.

No hay comentarios: