jueves, 12 de septiembre de 2019

DAD: Mil Rostros (2019, Base Record Production)


Por Larry Runner.

Se hacen llamar DAD, son de Sevilla y solo tienen en común con sus veteranos homónimos alemanes el nombre. Los alemanes practican un hard rock divertido y fiestero. Estos sevillanos están en el otro extremo.

Tendría coña que alguien se confundiera de banda y se pillara este disco. Estos sevillanos de fiesteros y simpáticos muy poco. Probablemente en la intimidad, pero musicalmente, ni de lejos. Y es que “Mil Rostros” recoge ocho cortos de contundente y oscuro groove. Su sonido se basa en afinaciones graves y guitarras profundas con una sección rítmica creíble tan machacona como los temas exigen.


Sobre toda esa apisonadora sónica, la voz de Ale, que se presenta cantando en castellano y lineal, trabajando siempre sobre un mismo tono rasgado y profundo. Olvídate de gorgoritos y agudos. Los temas no lo piden y el voceras ofrece exactamente lo que los estos piden, con un tono muy de garganta.

Groove noventero más oscuro que el de Pantera, al que añaden la contundencia de los Sepultura de los 90 de los que sin duda han mamado. Los solos se presentan cortos y sin protagonismo, las rítmicas los absorben.


Potencia, oscuridad y una buena dosis de mala uva. Sin riesgos y sin presumir de nada. 

Una aceptable carta de presentación que además incluye a modo de extras el videoclip de "Mil Rostros", el tema que da título al disco, y fotos promocionales.

Una banda a vigilar de cerca: D.A.D.








© Diario de un Metalhead 2019.