miércoles, 27 de mayo de 2020

SLAP GURU: Umashi's Odyssey (Sixteentimes, 2020)


Por Larry Runner.

El primero de junio de 2020 se lanzará el tercer álbum de estudio de SLAP GURU. "Umashi's Odyssey" es el título de la conceptual obra basada en la novela del mismo título escrita por Alberto Martin Valmorisco, ex-guitarrista de la banda. 

Cada canción de este disco narra uno de los capítulos de la historia y es por ello que la música va variando con los temas, en unas canciones que se convierten en una auténtica banda sonora y que te llevan de viaje por un mar de sonidos con una enorme influencia de los 70, donde psicodelia, stoner, rock y progresivo se fusionan de forma natural para acabar entregando un discazo.

Abren con “Meeting the Mermaids”. Es un tema suave, alejado de las distorsiones que llama a la relajación y que creo que encajaría bien en mis interrumpidas clases de yoga por culpa de la maldita pandemia. Cuando empiezo a cerrar los ojos y a pensar que será un disco tranquilo y relajador, entra el riff de “Acid One” y pego un bote.  Ya no sabes por donde te pueden salir estos originales madrileños a partir de ahora. Rock fuerte, psicodélico y muy 70’s en el que no falta la estridencia. Adiós al lado zen del primer corte, aunque la influencia de la música oriental continúa teniendo su espacio.

“Dark Militia” sube las revoluciones. Ritmo endiablado con un tono hard rock que bien podríamos decir es una versión acelerada de Thin Lizzy. Todo lo contrario sucede en la siguiente, una “Sidereum Fatum” que te acerca a las atmósferas que creaban Simon & Garfunkel. Transcurre hasta la mitad tranquila y en ese orden, hasta que de repente llega la explosión con teclas y guitarra soltando todo el ácido humo.

Continúa el disco trayendo la potencia del sonido Hendrix al comienzo de “The Night With it’s Spells”. Más ácido y progresivo para el cuerpo. “Erkil” mantiene el tono 70’s del álbum aunque en este caso en plan más cañero y directo, sin rodeos y sin tanta psicodelia. Un tema directo, que probablemente sea el que menos me gusta, pues no marca la diferencia como el resto. Digamos que es el tema más stoner, menos especial.


“Who Can Say It’s Night” deja aflorar el blues presente en el ADN del grupo.  “My Shadow Kills” regresa a los sonidos orientales del principio y su rock eminentemente 70’s. Los ritmos a lo Thin Lizzy también regresan en “The Blind Polifemo”. 

Cierra “The Plastic Island”, donde una vez más el sonido está totalmente presente, se lleva las de ganar. Canción que va desde los comienzos tranquilos, pasando por partes mucho más intensas hasta concluir de forma totalmente psicodélica.

En definitiva un álbum que es realmente toda una banda sonora de la que yo, si fuera el autor del libro, me sentiría muy honrado. Un disco conceptual que te traslada a otro mundo a través de sus compases. Una gran obra que te encantará si eres amante sobre todo del sonido de los 70. Música de otra época traída al presente de forma deslumbrante. Unos grandes que celebro haber descubierto.

Por cierto, menudo portadón. Hemos puesto en la portada de esta entrada el artwork del vinilo. Alucinante.


Line-Up:
Valerio Willy Goattin: Vocals and Guitar
Andrea Ballini: Guitar
Matteo Nigel Lonardi: Bass
José Medina Portero: Drums








© Diario de un Metalhead 2020.

No hay comentarios: