martes, 12 de enero de 2021

LEGADO DE UNA TRAGEDIA: Britania (Art Gates Records, 2020)


Por Jorge López Novales.

Hay que tener valor es estos tiempos oscuros para seguir trabajando sin una recompensa inmediata. Lo decimos, especialmente, para todos los trabajos editados este año 2020 y un 2021 cargado de incertidumbre que empieza fuerte. Entre todos esos trabajos editados hay pocos que arriesguen tanto como lo que vamos a encontrar en lo nuevo de Joaquín Padilla.

En el año 2004 un músico empieza a dar vueltas en su cabeza a lo que será la primera entrega de una ópera metal llamada “Legado de una tragedia”, que acabará materializando en 2008. Si de primeras me hubieran dicho que el guitarrista y vocalista de Iguana Tango (banda en la que Joaquín militaría quince años con un hito que sería tocar en “Gran hermano” y que vería siete de sus temas coronando listas comerciales de éxitos) iba a sacar un quinto disco, después de haber trabajado con un montón de grandes referentes de la escena metalera estatal con un éxito relativo (entendiendo éxito como poder seguir editando trabajos sin tregua a un alto nivel), no me lo hubiera creído. 

En un mundo tan cerrado donde se mira el quién eres y de dónde vienes, la repentina aparición de un extraño siempre se observa con cierto recelo. Ser un extraño fue una de las virtudes de esta irrupción en la escena estatal, un soplo de aire fresco. Con “Legado de una tragedia” estamos ante la primera gran saga de opera metal en castellano como nos cuenta Padilla en sus detallados e interesantes videos “making of”. 

A estas alturas Joaquín hace que parezca fácil que cualquier músico responda a tu llamada y que se pueda editar un disco tras otro. ¿Fácil? La dificultad que tiene este "Britania" es seguir elevando el listón e intentar llevar el sonido de “Legado de una tragedia” más allá. Su idea de un EP de cinco temas, lo llamaría escenas, es convertirlo en uno de dieciséis. Primero Padilla nos ofrece cinco temas en castellano, para, acto seguido, ofrecérnoslo nuevamente en inglés con otros vocalistas (exceptuando a Bardot) con una nueva sonoridad, y remata su obra con una versión instrumental de cada uno de los temas que conforman "Britania" y una versión demo del tema que da nombre al disco.

¿Inconvenientes? El único inconveniente, y no es tal, es lo que hace que este "Britania" funcione… no existe nada de distorsión. Como ya adelantó “Joaquín Padilla” nos vamos a encontrar con un trabajo hecho exclusivamente con “orquesta sinfónica, coral lírica y voces de rock.

¿De qué trata "Britania"? La economía de Roma debía su crecimiento a una política de expansión constante y expolio. Cuando dirigieron su mirada a Britania era inevitable que acabara subyugada bajo la bota imperial. Esta conquista fue uno de los mayores logros del emperador romano Claudio ya que no fue nada fácil. Tras la campaña, Claudio se tomó como algo personal acabar con todo vestigio cultural de la isla ya que Roma, normalmente, respetaba las costumbres y creencias de los sometidos.

Más que unos Avantasia, que es siempre lo que se dice cuando se habla vocalistas invitados interaccionando como personajes, estamos ante un trabajo de múltiples lecturas: un musical, una banda sonora, un relato consistente... Si tuviera que asociarlo a algo diría que "Britania" me ha recordado más a las incursiones sinfónicas de Blind Guardian que a otra cosa.

Normalmente en una reseña de Padilla, relacionar la lista de invitados, se comería media reseña. Esta vez contó con ocho invitados.

Abrimos con la “Tierra de los druidas” con un sonido marcial que viene acompañada por una tormenta, un ejército dispuesto a arrasarlo todo camino de una tierra extraña. Esta introducción da paso al plato fuerte, a “Britania”, donde la música está al servicio de la palabra y la expresión del texto. Estamos ante un tema de casi ocho minutos en el que hay predominio de cuerda en registro grave y se reserva el viento metal para la realización de una breve fanfarria, que alude a la batalla. Encontramos personajes como el rey de los britanos Carataco interpretado por el propio Joaquín y al emperador romano Claudio interpretado por Isra Ramos. Cada una de las voces tiene su contexto, y es la máxima de esta “Britania”, la presencia de los dos “bandos” tiene su propio sonido y cada uno de los personajes exhibe una interpretación que te hace meterte más en la historia. Otro de los invitados en este tema sería Manuel Ramil a los teclados.

En “El llanto de los ancestros” encontramos a Tete Novoa en el papel del rey britano Pratutago y a Boal Bardot como el druida Dagda (vocalista de TNT que en la versión en inglés repite y a su vez ha ayudado a Padilla con la traducción de los temas). Como curiosidad, Tete se aleja de los registros a los que nos tiene habituados en Saratoga dando consistencia a su personaje. Isra vuelve a repetir como Emperador y se trata un tema, la romanización. ¿Tomarías todos los beneficios de la cultura romana a costa de perder tu identidad como pueblo?

En el tercer corte “Ave Roma” nos encontramos la traición. Carataco es traicionado por un nuevo personaje, la reina Cartimandua, interpretada por Chus Herranz, El rey britano había huido hacia el norte buscando cobijo, dejando atrás una cruenta batalla. Como añadido a la historia de "Britania" decir que Carataco fue indultado por su valentía. El indulto respondía más bien al miedo que Roma tenía a las represalias que hubiera acarreado su muerte. El bravo guerrero fue humillado en Roma junto a su familia y acabó muriendo años más tarde en las tierras que fueron regaladas por el imperio. 

“Las cenizas de la memoria” nos lleva a un triste final, al epilogo de dos minutos relatado por el druida Dagda. La flauta suena sobre el crepitar de las llamas creando mucha tensión, hasta que entra la voz acompañada por la orquesta. Y finaliza con el crepitar de las llamas.

Las versiones en inglés nos traen en el papel del emperador Claudio a Johnny Gioeli (Hard Line, Axel Rudi Pell); a la voz de David Readman (Pink Cream 69, Adagio, Vodoo Circle…) como rey Carataco, rey Pratutago y a la reina Cartimandua interpretada por Rosalia Sairem (Therion). Sería como si escucháramos los temas por primera vez como ya hemos dicho, por esa nueva sonoridad que dan los vocalistas en inglés.

En la portada de nuevo Gustavo Sazes (Kamelot, Epica…), quien repite tras “El secreto de los templarios”, vemos el águila imperial romano sobresaliendo… más que sobresalir, prevaleciendo, sobre un bosque agreste que representaría lo que es "Britania". Una imagen que nos muestra lo que nos vamos a encontrar en estos cinco cortes.

No penséis que Legado de una Tragedia "Britania" es un retroceso. Hay gente que cuando alguien se toma un respiro (puede ser un disco de versiones, revisitar temas en acústico, un EP o el vuelo de una mosca) clama al cielo. Es un regalo para los seguidores del imaginario de Joaquín Padilla. El compositor volverá incluso con más intensidad de lo que se ha visto hasta ahora, mientras tanto, disfrutemos de este "Britania". Un trabajo breve pero no por ello menos interesante.

"Britania" verá la luz el próximo 29 de Enero, distribuido mundialmente por Art Gates Records.

TRACK LIST
I. LA TIERRA DE LOS DRUIDAS
II. BRITANIA
III. EL LLANTO DE LOS ANCESTROS
IV. AVE ROMA
V. LAS CENIZAS DE LA MEMORIA
  
ENGLISH VERSION
VI. LAND OF THE DRUIDS
VII. BRITANNIA
VIII. CRY OF THE ANCESTORS
IX. AVE ROMA
X. MEMORY ASHES
ORCHESTRAL VERSION
XI. LA TIERRA DE LOS DRUIDAS (Instrumental)
XII. BRITANIA (Instrumental)
XIII. EL LLANTO DE LOS ANCESTROS Instrumental)
XIV. AVE ROMA (Instrumental)
XV. LAS CENIZAS DE LA MEMORIA (Instrumental)

BONUS TRACK
XVI. Britania (Demo version)






© Diario de un Metalhead 2020.



No hay comentarios: