miércoles, 17 de junio de 2020

JET JAGUAR: Endless Nights (Pride & Joy , 2020) México.


Por Larry Runner.

JET JAGUAR son una de esas bandas por las que sacamos pecho los que tenemos algo que ver con la W:O:A Metal Battle. Y es que este quinteto de Cancún no era nadie hasta 2017, año en el que se proclamaron vencedores del concurso en su país. Aquello les llevó a actuar en Wacken Open Air, donde vencieron en la gran final y desde entonces son una referencia de su país. Fruto de todo aquello es este “Endless Nights”, primer disco largo que publicará el sello germano Pride & Joy, casi nada, el próximo 17 de julio. Falta un mes aún, pero por aquí no podíamos esperar más a contarlo.

Nacieron en 2014 y para su nombre se inspiraron en un animal sagrado para la civilización Maya, el Jaguar. No en vano como decimos ellos son de Cancún y la sangre Maya corre por sus venas.
En su momento ya os habíamos hablado de su EP “Zero Hour”, publicado en 2016 y que dejaba entrever por dónde se movían. Ahora llegan con este “Endless Nights”.

“Zero Hour” mostraba bien a las claras lo que la banda pretendía representar. Su música es puro heavy metal mamado de la NWOBHM. Si bien aquello ya estaba claro en el EP y continúa igual en este primer disco largo, sí es verdad que el grupo ha ganado muchísimo en personalidad. En el EP parecían una versión 2.0 de Iron Maiden. Ahora su música conserva toda aquella esencia, pero muestra más influencias, con algunos temas respirando aires totalmente angelinos de la buena época ochentera.

Sí, el grupo sigue bebiendo de aquí y de allá, pero ha ganado en personalidad y el resultado son diez buenísimos cortes que atraparían a cualquiera que viviera aquella época como el que esto firma. Muchas bandas hoy en día intentan transmitir aquellas atmósferas de hace 40 años, pero pocas lo consiguen. A veces te lo dan en forma de imagen y de actitud, pero musicalmente son grupos vacíos incapaces de escribir una canción buena. No pasa eso con estos chavales, que nos presentan un catálogo de canciones como los de por entonces, tanto en duración del álbum como en calidad en las composiciones.


Heavy Metal a raudales con una producción que conserva el feeling de entonces pero sonando bien, porque bien es verdad que algunos discos de aquella época tenían una producción que ha soportado mal el paso del tiempo.

JET JAGUAR nos ofrecen auténticas canciones cargadas de buena técnica. Composiciones muy cercanas para el oyente, que pronto se meten en tu mente, con estribillos que harán que durante los días siguientes no te los saques de tu mente. Utilizan el inglés como regla general pero ellos mismos se la saltan en “Nunca Más” y en la espectacular “Tormenta” como ya hicieran en su momento con “Rompiendo el Acero”

El single “Jet Ranger” es pura adrenalina. Un temazo perfecto de puro heavy metal, con cabalgada, estribillo pegadizo y parte coreable. Una canción que sirve de nexo con el EP. 

Por contra “Mr. Lee” tiene el tono macarra angelino de Mötley Crüe. La banda pega un giro en el sonido para satisfacer su necesidad más rockera y glamurosa. Ojo a los coros en onda Ratt. Personalmente me vuelve loco. “Blinding Lights” lleva una onda parecida tirando más a lo Lizzy Borden y “Up To The Top” no se anda muy lejos.

“R.O.D. (Race or Die)” es más heavy y está repleta de solos en un tema muy trabajado a las guitarras, que llevan velocidad casi thrash. El cambio llega de inmediato con “Tormenta”, una canción de amor con tono Bon Jovi y cantada en castellano. Probablemente una de las mejores canciones cantadas en nuestro idioma en lo que va de año. Y eso que he escuchado unas cuantas, ¿eh? Temazo.


Temas como “No Surrender” o “Final Prayers’ podrían haber sido firmadas por Pretty Maids perfectamente. Ya quisieran tener en Los Ángeles una banda así a día de hoy. Esas guitarras dobladas me vuelven loco. 

“Nunca Más” es la otra entrega en castellano y es un tema que sigue la misma onda de las dos anteriores aunque el idioma la hace distinta y evidentemente más cercana a nosotros. Cierran con “10,000 Voices”, un himno en onda épica a lo Manowar que hará las delicias de los amantes del true metal, pero a la que le han metido por el medio unas acústicas que la sacan de lo obvio y la convierten en una enorme canción.

Musicalmente el disco es sobresaliente. Las guitarras son las dueñas del sonido, pero la sección rítmica se ha trabajado muy bien. La voz de Maxx Mendoza con ese tono que tanto sirve para el heavy metal como para el hard rock está sobresaliente. A nivel de composición han estado también increíbles. Que los americanos pongan los muros que quieran, estos chavales van a derribar su estupidez tirando de riff. Enormes respetando la esencia de lo tradicional sin caer en la caspa ni la chabacanería. Con elegancia, con saber estar. Inmensos. 

Han girado ya por Bélgica, Alemania, Holanda, Polonia, Hungría y Rumanía. Muero porque vengan a España. De momento me conformo con disfrutar de su disco, que por cierto, no saldrá a la venta hasta el 17 de julio.


¡Viva México!

Line-Up:
Maxx Mendoza - Vocals;
Sergio Güez - Guitar;
Nehuen Pacheco - Guitar;
Jorge Ramírez - Bass;
Jimmy Lozano - Drums

Tracklist:
1. Jet Ranger
2. Mr. Lee
3. Blinding Lights
4. R.O.D. (Race Or Die)
5. Tormenta
6. Up To The Top
7. No Surrender
8. Final Prayers
9. Nunca Más
10. 10,000 Voices








© Diario de un Metalhead 2020.

No hay comentarios: