martes, 29 de octubre de 2019

LA CIFRA NEGRA: Síndrome de Estocolmo (2019, The Fish Factory)


Por Larry Runner.

Se llaman La Cifra Negra y son unos auténticos máquinas. Su música vive entre el Hard Rock y el AOR, pero a diferencia de la inmensa mayoría de las bandas de aquí, no son una mera copia del sonido de una banda americana. Esta gente tiene personalidad.

Rodean sus inteligentes letras de una música elegante, de un Hard Rock exquisito de sonido cristalino. Me los imagino tocando de traje y corbata, impecables, porque es así como suenan. De hacerlo en inglés probablemente llamarían más la atención, pero ellos apuesta por el castellano.

Tener personalidad en los tiempos que corren es complicado, pero ellos lo han conseguido. El medio para obtener un producto así y que me guste de verdad a mí, que voy para viejo y cada día soy más cascarrabias, son unas canciones accesibles para todos los públicos en los que a pesar de ellos no encuentras un solo estribillo facilón. Son buenas canciones, agradables al oído, pero no por ello temas simples. Se notan trabajadas a conciencia, y las líneas vocales encajan a la perfección en cada canción.


Han encontrado un equilibrio entre las guitarras y los teclados que se me antoja imprescindible a la hora de engancharse al disco, y los solos nunca son en plan “mira que bien toco”. Encajan en las canciones con naturalidad, sin falta de exageraciones técnicas de esas que destrozan los temas.

“Qué Quieres Ser” abre el álbum y es directa y una buena muestra de todo lo que ofrece este disco. Directa, rápida y pegadiza, cuenta con una muy buena letra. “La Noria” es un grandísimo medio tiempo donde los teclados juegan un papel fundamental y donde el solo de Rafa De La Torre (guitarra y voz) recuerda en sonido a la mejor versión de Rosendo. “He Venido a Buscarte” tiene un rollo muy a lo David Lee Roth de la era Steve Vai. “Ulises”, con sus aires blues es increíblemente buena. “Mueble Viejo,” con sus instrumentos de cuerda, gira entorno a un fantástico texto, de esos que te dejan tocado y quizás sea mi favorita del álbum. Casi podría hablarte de todas, pero repito, eres tú el que deberías darle una oportunidad a este fantástico combo.


Una docena de canciones y poco más de cuarenta minutos, como los discos de antes de los que resaltaré algunos temas, que no todos, porque eres tú el que ha de descubrir esta joya. Un álbum que transcurre por muy diversos modos hardrockeros para lograr un sonido propio. Un enorme cuarteto que te lleva desde el Hard Rock 80’s, pasando por el AOR de los 90 hasta los sonidos del estilo más actuales. 

La sensacional ilustración de portada es obra de Josep Giró, y refleja un poco lo que ofrece el álbum, en el que se habla de experiencias personales, pero donde no falta la crítica social.

https://www.facebook.com/lacifranegraband/








© Diario de un Metalhead 2019.

No hay comentarios: