miércoles, 20 de enero de 2016

¿EL MEJOR CONCIERTO DE TU VIDA? ES QUE HAS IDO A POCOS.


By Larry Runner.

¿Cuántas veces al salir de un concierto has escuchado la frase “el mejor concierto de mi vida” y te ha dado la risa? A mí, desde hace unos años para acá, me pasa a menudo. Y es que a veces esa “mi vida” es muy corta, y claro, cualquiera se pone a discutir con alguien cuando sale de una movida con el subidón, o “berraco perdido” como nos estampó un gallego en Santiago tras salir de ver a WASP. ¿Verdad? La frase tiene sentido cuando el que la pronuncia es alguien con mucha... llamémoslo “experiencia”. Cuando la dice alguien que ronda los 20 ... su vida ha sido muy corta y seguro que es verdad y ha sido el mejor de su vida pero ... es que hay poco con lo que comparar.




Recuerdo una vez tras un concierto de una banda americana que alguien me dijo: “el mejor concierto de mi vida”. Como era amigo, le espeté un “es que viste pocos”. Sí, sonará a chulería, pero de verdad que no lo hice con afán de herir. Pero cuando ves a más de un centenar y medio de bandas en vivo al año, tu margen entre “grandioso” y “puta mierda” es mucho mayor que cuando ves uno al mes. No se trata de vacilar o de ninguna otra historia. Se trata de tener un margen de comparación mayor. Lógicamente si ves a cientos de bandas es más difícil que algo te sorprenda que si ves a una docena.

Si ves sólo fútbol de regionales, puedes pensar que tu equipo es el mejor del mundo y que la toca bien. Pero no es cierto, hay equipos en ligas superiores, lo que pasa que si no lo observas nunca, no puedes comparar. Pues con la música pasa igual, con los conciertos y con los festivales también.

Me pasó un verano, cuando a la vuelta de un desastre ejemplar de organización en un gran evento tuve que leer en las redes sociales que “era todo un ejemplo”. Quizás el que lo afirmase habría viajado a pocos festivales, o a sitios aún peores, claro, que de todo hay. O quizás cobrase, que también podría ser. Eso sería desfachatez.

Si vienes de según que sitios, quizás para ti sea genial que la gente en el festival no lleve pistolas, por ejemplo. Pero que no las llevemos, no quiere decir que sea un ejemplo de organización. Es que no se deberían llevar nunca. Lo normal nunca debiera ser lo especial.

Con los festivales pasa lo mismo. Los eventos españoles tienen sus virtudes y sus defectos, como todos los festivales del mundo, pero a día de hoy aún están a años luz de ser un ejemplo de organización. Año a año van mejorando, pero no los podemos poner de ejemplo de nada. El Resurrection camina con ventaja destacada y a medida que vas bajando geográficamente la cosa tiende a peor y en algunos casos sin visos de mejorar.

Lo peor de todo es que se falla en elementos clave como el sonido, racaneando en donde jamás se debiera y llegando a colocar columnas de menos, mesas de luces de menos, etc. Y alguno me dirá “ya, pero el cartel se salía”. Sí, estoy de acuerdo, pero un festival no puede ser sólo el cartel. Tiene que haber unas instalaciones mínimas para la indispensable higiene. Una zona de camping donde puedas realmente descansar. Un aparcamiento en el que puedas dejar tu coche sin tener que estar en vilo con qué te vas a encontrar cuando vayas a recogerlo ... ¡Que coño! ¡Hay festivales en los que cagas en una taza limpia! ¡Pues eso!

Y si vas a cubrir el evento es indispensable una sala de prensa. Una de verdad. Un lugar donde te puedas sentar en una mesa con tu portátil y en el que la conexión wifi te permita realizar tu trabajo con comodidad subiendo si te apetece las crónicas casi en tiempo real o descargando las fotos de la cámara para no tener que ir cargado con un millón de tarjetas de memoria y tener que ponerte a trabajar cuando llegas rendido al hotel si es que te puedes pagar uno, que como vayas de tienda, a ver quién es el guapo que deja su carísima cámara ahí a mano de cualquiera.

Lo dicho, que antes de afirmar frases tan rimbombantes como “el mejor de mi vida”, pensémoslo un poco mejor. Y sobre todo seamos exigentes, que no valga todo. El verano llegará pronto, a ver qué nos encontramos.

© Diario de un Metalhead 2016.

+ ARTÍCULOS DE OPINIÓN aquí.

8 comentarios:

Raúl dijo...

A las buenas.

Que quede claro que no soy quien para entrar a criticar la linea editorial de tu blog,que bastante tienes con dedicar tiempo y esfuerzo en ello como para informar de lo que quieras.Pero me resulta chocante,sea por tu amistad con una parte relacionada con este grupo hace años,o por lo que sea,que la información de un gran quinteto con dos grandes discos,Alquimia,sea 0.Ni siquiera su concierto de presentación en Asturias de su último disco está en la agenda de conciertos.
Me imaginó que me argumentarás que es que nadie relacionado con el grupo te ha mandado el disco, o informado de conciertos,como hacen otros grupos.Pero sea por esto,o por lo otro,es un poco triste que uno de los mejores compositores y músicos que ha dado Asturias en su historia(al que no conozco,ni a él ni a nadie de su grupo ni de su entorno),se quede fuera de vuestro gran blog.


Saludos.

Milio. dijo...

¿En qué momento ésta web dejó de ser una referencia mas o menos fiable del ambiente del metal asturiano para convertirse en una mala suerte de "Bravo" musical en la que lo único que aparecen son lameculismos al colega de turno y opiniones con títulos clickbait como éste, que no llegan al nivel de un cuñado?

Las cosa que haces por sacar cuatro visitas mas, ¿eh Larry?

Larry Runner dijo...

Raúl:

Las amistades no tienen nada que ver con lo que me dices. A día de hoy, Diario de un Metalhead no ha recibido por parte de Alquimia ningún tipo de mensaje sobre su evento. Algo lógico, pues la última vez que uno de nuestros redactores se dirigió a ese grupo, la respuesta fue que "no conocían Diario de un Metalhead" y que "ni les sonaba.

Todas las noticias musicales, reviews y crónicas son de eventos que sí tienen interés en ser aquí reflejados. Andamos sobrados de material como para andar desesperados buscando por las redes sociales las actividades de las bandas.

Si algún día Alquimia desea salir aquí, lo tiene tan sencillo como los demás. Mientras tanto, seguiremos apoyando a todos aquellos que quieren que así sea.

Un saludo y gracias por leernos.


Milio: Así fue como empezó todo precisamente. Otra cosa es que a ti no te gustáramos al principio. Pero tampoco subimos tantos artículos de opinión. ¿No?

Gracias por leernos y por tus palabras. Intentaremos mejorar ;)

Milio dijo...

No se macho, yo recuerdo una época dorada de la "prensa" del metal asturiano en la que cuando alguien la cagaba se decía y no pasaba nada, era una crítica constructiva y se entendía como tal. Ahora todo el mundo lo hace de puta madre. No se si te acuerdas del concierto de Pacho Brea que viniste a ver al Malecón, el de Pacho y la taza de los simpson hasta arriba de ron. Ése concierto que te pasaste fuera hablando con la peña porque dentro no había cristo que aguantase lo que había encima del escenario. Luego resultó que lo hicieron de puta madre. Igual es que ahora tenemos conceptos diferentes de lo que significa "de puta madre". Y así con todo, concierto al que vas, concierto que es todo de puta madre. Pero sólo en Asturias ojo, luego los Maiden regulín.

Larry Runner dijo...

A buen entendedor...http://www.larryrunner.com/2014/06/de-mentes-en-el-malecon-aviles-31052014.html

Manuel dijo...

Ya me jode tener que comentar en plan anónimo porque no haya un plugin de Facebook.
Iba a pasar del asunto pero joder, es que tienen razón, en ése artículo no aparecen cosas como la improvisación que se marcaron Víctor y CIA mientras esperaban que Pachín rellenase el depósito de Ron, o de las numerosas veces que casi se cae encima del público de la mangadísima que llevaba. Y ojalá fuera ésta la única crónica que deja cosas pasar. Me acuerdo de una versión de cierto tema de los Judas que hizo cierta banda en la que la persona que estaba enfrente del micro se debió reventar las cuerdas vocales para lo que quedaba de año. Un concierto totalmente desafinado y sin gracia pero eh, luego resulta que como dios. Un concierto magnífico y una versión "muy digna" que sorprendió y les puso una sonrisa en la cara a los de la última fila. Yo estaba en la última fila y si, todo el mundo de oreja a oreja, pero mas de risa que de alegría. Y casos así hay a patadas. Joder, ya estuvo bien. Vale que tengas colegas, pero flaco favor haces dorándole la píldora de ésa manera a todo el mundo. Tú imagínate la reacción de una persona que no ha visto en su vida a una banda ve una actuación que raspa el aprobado por debajo y luego se encuentra una oleada de crónicas que concluyen que ése concierto de 5 raspado es el mejor que han dado hasta la fecha. O como cuando los de la nave del metal dejaron de publicar sobre otro grupo porque a la novia del redactor no le molaban. Un poco de seriedad, señores, que para pedir salas de prensa primero hay que ser periodistas, y eso exige imparcialidad...

Larry Runner dijo...

Imparcialidad procuramos tenerla siempre, lo que no vamos es a machacar. Procuramos decir las cosas sin hacer daño. Estamos para apoyar a las bandas y a los músicos, no para crucificarlos.

De todas formas, hay gente que salió enchotada de ese concierto a tope, como salen de muchos otros. Será siempre dependiendo del criterio de cada uno y de su margen de comparación. Yo conozco a gente que directamente no pisa un garito porque "es todo una puta mierda". Si lo comparamos con Amon Amarth en Wacken ... quizá no les falta razón. Pero por esa regla de tres, igual en toda España se salvan 3-4 bandas. No?

Larry Runner dijo...

Hostia! Vosotros lo que queréis es sangre directamente! Que nos tiremos a la yugular! jajajajaja.