lunes, 27 de enero de 2020

MÉXICO METAL FEST IV. Monterrey, N.L., MEXICO. 30. 11.2019. Crónica y fotos. Parte 1/2.


Por Sautherom MX.

ÉPICO, GLORIOSO, MONUMENTAL, EXTRAORDINARIO, FANTÁSTICO, BRUTAL, SALVAJE, INTENSO, DEVASTADOR, EXCELENTE, MAJESTUOSO, LLENO DE HERMANDAD. Se me acaban los adjetivos para describir lo vivido el pasado 30 de noviembre en el ESPECTACULAR MEXICO METAL FEST y aquí tenemos la crónica de lo vivido.

Monterrey, capital de Nuevo Reino de León, hoy estado de Nuevo León. Pujante ciudad que es el motor industrial de México, que la ha convertido en la segunda ciudad más importante del país después de la capital. Ubicada al noreste del país, a escasos 180 kms de la frontera con USA, para quienes nos leen fuera de México y puedan ubicar donde se encuentra localizada.

Desde días antes del festival se empezaba a sentir el ambiente del mismo, el Barrio Antiguo, zona del centro de la ciudad llena de bares y restaurantes, donde se encuentra el Mítico Café Iguana y el Musicantro, lugares donde se llevaron a cabo las pre-fiestas del festival. Veías por todos lados gente con camisetas negras de sus bandas de metal favoritas, se sentía desde antes el ambiente de fiesta, todos en comunión, todos en hermandad, listos para disfrutar  el tremendo cartelazo del festival.

Y Así llegó el día esperado, desde temprana hora llegamos a la Explanada del Estadio de Beisbol de los Sultanes, para no perder detalle de nada. Dos escenarios inmensos dominaban la explanada, y un tercer escenario estratégicamente colocado en sentido opuesto y alejado para que no tuviera interferencia con los escenarios principales. La mesa estaba lista y los invitados empezaban a llegar al destino final de esta peregrinación metalera.


MORTUARY, leyenda del thrash death en México, banda local, de Monterrey se encargaba de abrir las hostilidades a las 11.40 am, desde temprana hora, el sol a plomo y la gente empezando poco a poco a llenar el recinto.  

MORTUARY

Abrieron y cerraron con mis rolas favoritas de ellos, abrieron con la tremenda “Reign of Dead” y aquí tenemos la evidencia.


Cerraron con la monumental “Abyss Angel” para redondear un set perfecto y claro, no faltó recordar a uno de sus miembros fundadores, Joel Alanís, bajista y voz original de la banda, quien perdió la batalla contra la esclerosis el año pasado. Siempre será recordado. 

MORTUARY

PACTUM, otra leyenda de la escena mexicana, con más de 30 años gritando blasfemias, nos recetaron sus temas más emblemáticos, como “Escupiendo la biblia”. Gran presentación llena de recuerdos de las primeras tocadas nacionales a las que asistí.

PACTUM

La primera banda banda internacional hacia presencia, los yankees de GIGAN, con su Technical Death Metal Psicodélico, bastante bien ejecutado que sorprendía. No muchos los conocían, pero su ejecución tan técnica y brutal, sin duda acapararon la atención del público, que los recibió de gran manera.

GIGAN

Seguía el turno de los viejos conocidos de SKULL FIST, banda canadiense quienes han girado varias veces por México, con un Thrash Speed bastante ligero y agradable ocasionaron los primeros mosh pits del día, logrando una gran respuesta del público.

SKULL FIST

El calor desataba toda su furia, y azotaba salvajemente. Para ser el último día de noviembre, los 35 grados centígrados ya hacían mella entre el público. Muchos se resguardaban en las partes donde daba sombra, y la cerveza corría a litros y ni se sentía, dado el calor tan abrasador que había.

UADA

Aun así, con todo este clima infernal, UADA se subió al escenario, fieles a su filosofía, se presentaron con toda su indumentaria, con camisas de manga larga y sus chaquetas de cuero, con el sol de frente y 35 grados centígrados.

Aún con las condiciones tan adversas la banda se entregó y dio un show de alta calidad como ellos saben hacerlos, su estilo de Black Metal Melódico moderno ha logrado captar una buena legión de seguidores, aquí su clásico tema “Devoid of Light”.


Como se mencionó, el calor no daba tregua, y UADA lo sintió, en sus redes sociales comentaron que nunca habían tocado con un clima tan adverso que incluso los llevó a la deshidratación. Al final de su show tuvieron que recurrir a los paramédicos, para poder hidratarse de 
nuevo y atender el golpe de calor que tuvieron.

Aun así, con todo esto, con todo el profesionalismo del mundo, dieron un show de gran nivel, como ellos acostumbran a darlo, sin duda una gran presentación.

DEICIDE

Otros viejos conocidos llegaban a escena, DEICIDE, comandados por el siempre polémico Glenn Benton, quien en esta ocasión se le veía muy contento y relajado. Incluso salió a saludar a los fans al área de pits previó al show.  

Abrieron con su tema clásico y emblemático “Dead by Dawn”, así que no dieron tregua desde el inicio, empezando con toda la artillería. Posteriormente continuaron con “When Satan Rules His World” y aquí tenemos la evidencia.


Continuaron dándonos un paseo por toda su larga discografía, “Scars to crucifix”, “Serpent of the light”, “Once upon a cross” por destacar algunas. Como siempre, la banda es muy bien recibida, y ahora no fue la excepción.

 UNLEASHED

Los vikingos suecos llegaban a tierras aztecas y tras 22 años, si, 22 años de no tocar en Monterrey, desde aquella mítica presentación en Factores Mutuos en 1997, ¡UNLEASHED regresaba a tierras regias! Con todo su elegante, poderoso y clásico sonido del Death Metal Sueco.
¡Qué poder! ¡Qué presencia! Johnny Edlund sin perder la brutalidad es muy carismático y sabe echarse a la gente a la bolsa. Nos recetaron un tremendo setlist, tocando ni más ni menos que cuatro canciones de su  álbum debut, el clásico de clásicos “ Where No Life Dwells”. Incluso arrancando con “Dead Forever”, los otros 3 temas que tocaron de su primer disco fueron “ The Dark One”, la clásica “Into Glory Ride” y cerraron con la que cierra ese disco “Before The Creation of Time”.

El resto del setlist fueron 3 canciones de su más reciente disco “The Hunt of the White Christ”, tocando la que le da título al disco, más “Lead us Into War” y “Stand your ground”. Lo completaron con sus temas clásicos de toda su extensa discografía como “Death Metal Victory” y “Hammer Batallion” aquí la evidencia.


UNLEASHED siempre son garantía, con una entrega brutal en el escenario, haciendo headbanging, volando sus cabelleras por todo el escenario. Gran presentación la que nos brindaron sin duda alguna. Con ellos iniciaba la parte estelar de la noche, los platos principales del festival sin duda alguna.

La noche caía y afortunadamente con ello el calor también desaparecía y daba una tregua, paradójicamente con el festival ocurría lo mismo, hasta ahora todo había sido violencia pura y devastación total, con bandas de Thrash, Black y Death Metal.. Entre tanto salvajismo, era hora de deleitarnos con algo más clásico y mas melódico, sin dejar de ser excelentes. Otros suecos llegaban al escenario: HAMMERFALL.

HAMMERFALL

Incluso la misma banda, en sus redes sociales, comentaron que no sabían qué esperar, porque ellos eran la parte más melódica y menos brutal del cartel. Tenían incertidumbre de cómo los recibirían. Menuda sorpresa se llevaron, al ver que el público los recibió de maravilla. Arrancaron con “Never Forgive, Never forget”, tremendo tema de su más reciente álbum “Dominion”, aquí una pequeña probada de este arranque.


Ya para la tercera canción que fue “Renegade”, ya se habían echado el público a la bolsa. Todos coreando sus clásicos que fueron un oasis en medio de toda la salvajada que habíamos presenciado previamente. Tan bien los recibieron que hasta la misma banda subió a su página oficial la evidencia.

Fue su último show del año. Venían de una extensa gira por USA y aquí cerraban y terminaban sus presentaciones este año. Seguro que estaban cansados al ser su último show, pero aun así la banda se entregó como si fuera el primero, y más con el recibimiento que les dieron. “Blood Bound”, “Let the hammer fall” fueron otros de los temas que tocaron para cerrar con su clásica “Hearts of Fire”.

Lo que a continuación seguiría, fue una de las partes mas emotivas del festival, la impresionante y emotiva presentación de POSSESSED, comandados por el mítico y legendario Jeff Becerra.

Desde su llegada Jeff Becerra se le veía muy entusiasta en sus redes sociales y se notó que vino a disfrutar el festival al máximo.

En su canal de YouTube subió más de 2 horas de contenido del festival, desde su llegada a Monterrey, el trayecto del Hotel al festival y el stream de toda su presentación.

 POSSESSED

¡Se le veía feliz!  Contento, tanto así que salió de su camerino, por una cerveza al área de preferente y después se trasladó al área de general. De inmediato todos los que se percataron de eso se fueron a saludarlo. Se le veía feliz recibiendo todas las muestras de cariño de toda la gente. Repartió saludos, plumillas de guitarras y se tomó fotos con todo mundo. Toda una institución del metal extremo el gran Jeff Becerra. Un tipo sencillo, carismático. Todos los que se acercaron a él lo hacían de forma respetuosa y atenta reconociendo el gran legado que ha dado al metal extremo desde hace 35 años. Mi respeto y admiración total para Jeff, quien lleva 20 años postrado en una silla de ruedas y, aun así, ante todas las adversidades sigue haciendo lo que más le gusta hacer y con toda la energía y entusiasmo.

¡Todo lo anterior se vio reflejado en su presentación, madre mía! ¡¡De las mejores presentaciones del festival sin duda alguna!! A pesar de tener 33 años de no sacar un disco su nuevo disco suena a lo que es, a Possessed, pero con sonido moderno, actualizado sin perder su esencia. Precisamente su show lo arrancaron con la primera canción de su nuevo disco “No More Room in hell” y después de ahí, ¡Santo Dios!  Cañonazo tras cañonazo. Puras canciones clásicas. Siguió “Pentagram” y aquí les dejamos la evidencia.


Del cartel Possessed era la única banda que no había visto antes en vivo, así que para mí fue algo súper especial. A Possessed los conocí en 1985 cuando sacaron su legendario “Seven Churches”. Treinta y cuatro años después, ¡por fin pude disfrutar en directo todos los temas clásicos que me los sé de memoria! Fue algo sublime, mágico, y súper emotivo.

“The Exorcist”, “Fallen Angel”, “Burning in Hell”, “Death Metal”. Qué cosa mas hermosa! Me remontaron a mi adolescencia, cuando en la sala de casa de mis padres ponía a todo volumen el disco “Seven Churches”, “The Heretic”, “Tribulation”, “The eyes of Horror” como les mencioné. ¡Clásico tras clásico, uno tras otro! Y un Jeff Becerra entregado, motivado, desde su silla de ruedas moviéndose de un lado a otro. No podía ocultar en su rostro la felicidad y satisfacción al ver a un público tan entregado y coreando sus himnos, que se complementaron con “Demon” y “Abandoned” de su nuevo disco.

Vaya viaje al pasado y vaya recuerdos me generó su presentación. Tantos años esperando y finalmente ahora pude verlos en vivo. Recuerdo que la primera y única vez que estuvieron en Monterrey fue en 2008, pero no pude ir por un viaje fuera del país impostergable que ya tenía programado y con el dolor de mi corazón me los perdí. Ahora ya está la cuenta saldada, y lo disfruté al máximo. Sin duda, de lo mejor del festival. Quien diga lo contrario es simple y sencillamente porque no estuvo ahí. ¡Todo sonó perfecto! Jeff cantando como en sus mejores tiempos. Las guitarras y la sección rítmica perfectas. Inmejorable sonido que dejó ultra satisfechos a todos los presentes.

Puedes leer la segunda parte de esta crónica aquí.

© Diario de un Metalhead 2020.

No hay comentarios: