miércoles, 8 de enero de 2020

CICONIA: Meraki (2019)


Por Larry Runner.

Lejano parece el momento en que yo descubrí a CICONIA. “Winterize” fue un disco del que disfruté probablemente como nunca de una obra instrumental. Era su segundo álbum y aquella magnífica obra los puso en mi vida y más tarde un poco en órbita, dándoles a conocer por todo el mundo.

Sí, por todo el mundo, pues tras aquello CICONIA pasó a ser un nombre referencia en el metal instrumental de aquí y ello y su constante trabajo y dedicación les llevó a girar por más de 15 países, llegando a actuar en Bosnia y Serbia incluso.

Ahora regresan a la actualidad con “Meraki”, un álbum nuevamente instrumental y excesivamente progresivo de tan solo siete cortes pero que te lleva más allá de los 40 minutos de un virtuosismos que se me antoja más intenso que su predecesor.


Una vez más juegan con las intensidades y con los tiempos para expresar diversas emociones. Las atmósferas se suceden a lo largo de toda esta misteriosa obra, de este “Meraki” palabra de origen griego y que viene a significar algo así como “poner el alma y el corazón en cada cosa que haces”.

A diferencia de lo que me pasó con “Winterize”, donde logré sumergirme en la obra como nunca antes me había pasado en un disco instrumental, tanto como para pillarle el concepto simplemente con la escucha mucho antes de saber de qué iba todo aquello, en “Meraki” no me ha ocurrido tal cosa. Probablemente todo vaya en torno al concepto griego y filosófico a juzgar por los títulos, pero a pesar de escucharlo bastante y durante largo tiempo, dejando huecos incluso entre una escucha y otra (no todos los días tiene uno el mismo ánimo y la música ha de variar en el reproductor) no he logrado sentirlo de igual manera.

Creo que no me ha gustado tanto como con “Winterize’. Quizás sea cosa mía que tengo a aquel disco un tanto idealizado, porque bien es verdad que “Meraki’ tiene momentos maravillosos. No hay más que pincharse “Eunoia” o "Starlight" (son mis favoritas) y dejarse llevar. Alucinante. Una maravilla. Además es este un disco más heavy, más duro, más contundente, y solo por eso debería haberme gustado más. Si amas la música instrumental y te gusta que sea más dura que atmosférica, “Meraki” te gustará más que ningún otro álbum sin voz que puedas encontrar hoy en día.


El virtuosismo musical permanece en todo el álbum. Es un disco que combina partes más aceleradas con otras muchísimo más lentas, en plan doom y para realizarse además de guitarra, bajo y batería tiran de acústicas y teclados en un disco donde a veces nos encontramos un punto de psicodelia. Un álbum más variado que “Winterize”, más duro, más heavy y quizás más progresivo.

Lo que es indudable es que han dado un salto de calidad en el sonido, viniendo esta nueva versión de CICONIA con un aire más cristalino. Grabaron en los Eldana Studios de Palencia, mezclaron en los Sadman de Madrid y el master final fue obra de Brad Boatright en sus Audiostege de Portland.

Ciconia Mark II line up:
Jorge Fraguas - Bs
Dani Dean - Gt
Aleix Zoreda - Ds

https://www.facebook.com/ciconia666/








© Diario de un Metalhead 2019.

No hay comentarios: