miércoles, 22 de junio de 2022

Regreso al Infierno. HELLFEST 2022. Parte I. Viernes 16.06. Crónica.

Por Alejandro "Rochu" García.

Cuando escribo esto es Lunes 20 de Junio de 2022 y el Facebook me recuerda que hace justo 3 años empezábamos nuestra aventura en el Hellfest 2019. Ese año nos quedamos enamorados de este festival y desde entonces solo deseábamos poder volver cuanto antes. Llegó la puta pandemia y tuvimos que esperar  y esperar de nuevo, pero al fin aquí estamos después de haber finalizado el primer fin de semana de lo que muchos catalogan como la mejor edición de la historia de los festivales.

Para el que no conozca este evento solo le puedo decir que una vez en la vida hay que pasar por él. No es sólo la música, que pasa por todos los estilos del metal, rock y punk, es el concepto de espectáculo, de organización, de evento majestuoso en sí. Un evento que parece que no puede crecer más pero que cada año se supera en todos los aspectos, ofreciendo siempre novedades y sin perder un ápice de calidad.

Este primer finde nos tocó lidiar con una ola de calor que hizo que estuviéramos los 3 días entre los 35 y 40 grados, no fue fácil, pero las ganas de regresar al festi, y la gran cantidad de puntos de acceso a agua corriente ayudaron enormemente. Además se dispusieron gran cantidad de mangueras y zonas donde poder ponerse a remojo, que fueron un recurso constante de las cerca de 70.000 personas que se pasaron cada día por el festival.

Comenzamos la jornada del viernes visitando el escenario ALTAR para disfrutar de ENFORCED, la banda de Virginia, que tocó temas de sus dos únicos discos, “At the walls” y “Kill grid”, en un concierto muy esperado por la audiencia, que quizás por lo parecido de las bandas recordaba el paso de POWER TRIP hace 3 años, en lo que fue un día para el recuerdo. En este caso el concierto llegó a ser tanto como se esperaba, son una banda con futuro, y que dan una cera descomunal, pero por momentos no se les vio tan compactos como a los tejanos. Aun así, fue un buen calentamiento para lo que se venía.

Después de unos conciertos animados en el WARZONE STAGE, como fueron HIGHER POWER Y SLAPSHOT dónde el sonido todavía estaba empezando a ponerse al nivel que merece el festival, nos fuimos a ver a GATECREEPER, banda que me recomendaron y que desconocía completamente. Fue el primer sorpresón del fin de semana, tienen un directazo y un sonido que puso patas arriba al personal. Sus discos “Deserted” y “Sonoran depravation” son auténticos cañonazos en directo.

Nos dirigimos al MAINSTAGE 2 a ver la primera megabanda que esperábamos este jueves, OPETH. Creo que tuvieron un gran sonido, y un setlist justito pero bien elegido, pero costó mucho que la gente se animara, quizás el estar a unos 35 grados a esa hora y sin sombra seguro que tuvo algo que ver. Aun así se pudo disfrutar de un concierto impecable de la banda de Akerfeldt. “Ghost of perdition”, “Drapery falls”, “Sorceress” y “Deliverance” fueron algunas de las canciones que escogieron los suecos.

Nada más acabar nos fuimos al WAR ZONE para disfrutar de NO TURNING BACK, que como siempre dieron una lección de auténtico hardcore. Martijn es y será siempre uno de los tíos más queridos de la escena, siempre cercano y con una actitud con la que es imposible quedarse quieto ni un solo minuto. Fueron 13 temazos sin descanso, terminando como siempre en ese momento álgido en el que Martijn canta acompañado de las primeras filas haciendo que todo el mundo se vuelva loco. “Cut the cord”, “Stay away” y “Stronger” cerraron un conciertazo sin fisuras y con un sonido arrollador.

Empezaba a bajar el calor y nos dirigimos a ver a PRIMORDIAL al TEMPLE STAGE, fue una decepción total, al menos a mi parecer, el sonido fue muy deficiente y eso es mucho decir en unas carpas donde normalmente el sonido es bueno o muy bueno, tal fue que decidimos cambiarnos al ALTAR para coger sitio para la siguiente  banda, nada menos que AT THE GATES.

Los de Tomas Lindberg salieron a las 21:50 y se les vio bastante fríos, más de lo normal. Solo tocaron siete temas con un sonido que fue de menos a más. En la primera parte donde sonaron por ejemplo “Slaughter of the soul” o “Nausea”, el sonido parecía estar bastante contenido, si bien cuando llegaron “Suicide Nation”, “The paradox” y sobre todo “Blinded by fear”, con la que cerraron, ya se había llegado al sonido que se exige a la banda sueca. No fue ni de cerca el mejor concierto que les haya visto. 

Después nos pasamos por la amplia zona de comidas para reponer fuerzas y acercarnos a ver a CRO-MAGS al WARZONE, tenía curiosidad por ver el estado de forma de la banda. Que siguen con una gran actitud, y con un sonido cañero es indudable, pero el sonido deja que desear por momentos, la voz de Flanagan pasaba por encima de todo el conjunto salvo menos por encima de los zarpazos que le mete a su bajo.

Poco antes de que terminaran nos fuimos a pillar sitio para el concierto que más ganas tenía de ver, posiblemente, en todo el festival. Doce de la noche en el ALTAR STAGE, salían DiGiorgio, Hoglan, Koelble y Phelps, DEATH TO ALL, todo lo que pueda decir es poco. El setlist fue increíble, recorriendo temas de todos los discos de la banda de Chuck Schuldiner. Para un fan como yo de la banda, y que no tuve la posibilidad de verlos con Chuck en vida, fue un momento mágico. Phelps consigue un parecido en la ejecución que hace que veas a Chuck por momentos, y de los demás que decir, son auténticos monstruos. El sonido fue una auténtica salvajada, tanto en ejecución, volumen y limpieza. Un concierto que no se olvida en la vida. “Overactive Imagination”, “Zero tolerance”, “The philosopher”, “Suicide Machine”, “Living Monstrosity”, “Symbolic”, “Flattening of Emotions”, “Zombie Ritua”l, “Spirit Crusher”, “Crystal Mountain”, “Pull the Plug”, sencillamente brutal. Para mi uno de los tres mejores conciertos de este de fin de semana y uno delos momentos más felices de mi vida en cuanto a festivales se refiere.

Finalmente terminamos el día yendo a ver a SUICIDAL TENDENCIES, una vez más, y es que pocos grupos son más queridos que la banda de Mike Muir. Con un WARZONE a reventar los Suicidal hicieron un show con buenos temas, pero donde se vio a un Mike cansado con la voz muy justita, dado que lleva ya de gira más de un mes por Europa, y ya no es un chaval. A cambio dio como siempre cariño al público en sus míticos discursos, y subió como siempre a los fans a llenar el escenario, pero esta vez no fue para una canción o dos, sino que fue medio concierto el que disfrutaron en el mismo. Quizás fue una manera para disimular un poco el cansancio y no tener que dar su habitual show físico. Sea como fuere siempre te marchas de sus conciertos con una sonrisa en la boca. Con esto decidimos ir  a nuestros aposentos para el duro sábado que se nos echaba encima.

continuará ...

Fotos: Hellfest.

© Diario de un Metalhead 2022.

No hay comentarios: