miércoles, 14 de noviembre de 2018

THE SPACE OCTOPUS: The image is gone (2018, Autoeditado)


Por Larry Runner.

En nuestro país hay buenos guitarristas y luego está Dann Hoyos, un tipo con tanto talento como capacidad de trabajo y con una modestia aún mayor, lo cual le hace ser aún un músico desconocido para la desgracia de muchos.

Sí, porque es una pena que mucha gente aún no lo conozca. Nosotros lo descubrimos ya hace unos años, cuando nos mandó un cd promo que nos dejó boquiabierto. Desde entonces para acá este crack de las seis cuerdas no ha parado, continuando con su labor en su proyecto “The Space Octopus” mientras se sumergía en otros proyectos brillantes como el reciente “Into Zero” de Rise to Fall o formando parte de esa enorme banda llamada The Flying Scarecrow que ha arrasado en todos los concursos a los que se presentó, Wacken Metal Battle incluida. Ahora el licenciado Cum Laude en la Universidad de Berklee College of Music de Boston (Portnoi, Vai, Sherinian...) nos trae el que suma cuarto álbum de su banda, al que ha titulado “The Image is Gone”. 


Diez son los cortes que conforman este fantástico álbum en el que Dann Hoyos, muy bien acompañado en la sección rítmica por Pablo Ruíz al bajo y Miguel Lamas a la batería, da rienda suelta a todos sus sentimientos musicales.

“The Image is Gone” no es un disco de metal, es mucho más, es un disco de Rock con mayúsculas donde la demostración de virtuosismo es constante aunque nunca incompatible con el buen gusto. Diez grandes cortes con una enorme fusión de estilos -todos los que puedas imaginar- con un gran gusto por la melodía, las composiciones, la armonía y un mucho de funk que personalmente me vuelve loco. Por si fuera poco el crack bizkaino de la guitarra se pone al micro, brillando también en esa faceta, con una voz desgarrada que se antoja totalmente ideal para lo que los temas requieren.


Abre el álbum con todo un hit, “Born to Feel More”, de esas canciones que no te cansas de escuchar con un feeling made in USA bestial y a partir de ahí los estilos van variando de un corte a otro aunque en ningún momento se pierde una continuidad musical a pesar del enorme grado de experimentación y jugueteo del guitarrista.

Guitarras eléctricas, acústicas, metal, rock, blues, funk, temas rápidos, lentos y baladas. En “The Image is Gone” encontramos de todo y encima envuelto en un aire de melodía que lo aleja del aburrimiento y le dota incluso de un aire de comercialidad que convierte el álbum en proyectable a un amplio espectro de público. Dejemos las estridencias para otro momento.


Barcelona, Boston, China, y hasta Singapur han sido lugares de residencia para Dann Hoyos y en todos esos lugares se ha ido cimentando la carrera de un músico que tiene que debería empezar a remover los cimientos de la música en España, aunque sabemos que esta tierra conquistada por auténticas mediocridades como el reggeton, será complicado.

Grabado en Groove Estudios, con Álvaro García en la mesa de sonido. El álbum hja sido mezclado por el reconocido productor Manuel Tomás, propietario de un Grammy, y masterizado por Enrique Soriano. Suena a gloria bendita.

Si te gusta el trabajo de Paul Gilbert, Vinnie Moore, Steve Vai, Slash o Joe Satrini, por citar a algunos, te volverá loco. Uno de esos discos que te hacen crecer.  Gracias por ello Dann.








Salió a la venta ya el 5 de octubre y el día 24 lo presenta en Portugalete. Tienes toda la información aquí.



© Diario de un Metalhead 2018.