lunes, 14 de enero de 2019

ELLES BAYLEY: Wildfire (2017, Outlaw Music) UK.


Por Larry Runner.

Encontrarse con un disco así es toda una bendición. Es tanta la cantidad de música extrema que me llega que la cabeza me satura y alcanzo un momento en que todo me suena igual. Así que echarse a los oídos un álbum como este “Wildfire” es toda una suerte.

La mujer está, afortunadamente, cada día más presente en la música, y es genial encontrarse a una que se lo cocina todo por sí misma y es capaz de ofrecer un discazo como este. ELLES BAYLEY lo tiene todo, canta de putísima madre, toca y es una compositora excelente.

Siendo de Bristol su música suena totalmente a Nashville. Evidentemente para lograrlo se desplazó hasta allí y grabando en los míticos Blackbird Studios ha logrado que el feeling único de aquella ciudad esté presente en su disco.

Se rodeó de grandes músicos para esta grabación, entre ellos al guitarrista ganador del premio Grammy Brent Mason y Bobby Wood, tres veces miembro del 'Musician Hall Of Fame'. Más tarde, en el Reino Unido se unieron Jonny Henderson (Robyn Ford, Matt Schofield,...) al órgano Hammond y Joe Wilkins en la guitarra.

Doce temazos conforman este “Wildfire” fusión de blues, soul, country y esencia sureña al que se le sube la intensidad en momentos puntuales para engancharte sin falta de inventar nada, pero mostrando una sensibilidad y un saber hacer propio de los artistas más míticos del planeta.

Todo parece sonar en el momento preciso. Ese Hammond que entra por aquí, ese bajo que destaca ahora, ese piano, esos coros, esa guitarra que sube de intensidad en el instante adecuado... la puta perfección.

Puro feeling, talento natural, música celestial. Desde ya una artista en mi discografía para siempre. 

Un disco perfecto.








Muy pronto de gira por España:
17/02 – La Traviesa (Torredembarra)
19/02 – Los Picos (Liérganes)
20/02 – El Gran Café (León)
21/02 – Salason (Cangas do Morrazo)
22/02 – Forum Celticum (A Coruña) 
23/02 – Fun House Music Bar (Madrid)
24/02 – El Zagal (Aldeamayor de San Martin)


© Diario de un Metalhead 2019.