miércoles, 16 de septiembre de 2020

VHÄLDEMAR: Straight to Hell (Fighter Records, 2020)


Por Jorge López Novales.

Quienes pensaban que Vhäldemar había tocado techo con su anterior trabajo, “Againts all kings”, estaban equivocados. No lo tenían nada fácil. Es complicado ir sacando discos de gran nivel, ir creciendo con cada uno de ellos, tener giras internacionales, tener buenas críticas desde los primeros discos. Una banda a la que gente del otro lado del mundo daría lo que fuera por tener la oportunidad de ir a uno de sus conciertos. 

En el peor momento posible para intentar dar salida a su música, los de Barakaldo dan un golpe sobre la mesa... y la hacen astillas con la arrolladora fuerza que arrastran.

¿De quién es la culpa? Buena parte de ella la tiene Pedro J. Monje con sus Chromacity Estudios, que han empezado a tener protagonismo en el sonido del lanzamiento de los nuevos trabajos de un montón de bandas. Y que en el caso concreto de Vhäldemar nos ofrece un sonido que nos aplasta desde el primer segundo de “My spirit”, tema con el que arrancan el disco, y vuelven a hacerlo con más fuerza a continuación con "Death to the wizards". “Straight to the hell” es un disco que pide a gritos un elevado volumen.

¿A qué suena el nuevo trabajo de Vhäldemar? Rezuma un sonido que recorre el heavy metal y el power. Está lleno de estribillos hímnicos, en ocasiones acompañados de coros complejos, cargados de épica, y que dan un nuevo sentido a la palabra pegadizo. ¿No es lo que han estado haciendo hasta ahora? Sí, pero la cuestión es ir más allá, seguir creando temas con la misma frescura de antaño para no ser esclavo de sus clásicos, seguir sorprendiendo como el primer día, y encima hacerlo sonando mejor.


En “Straight to the hell”  encontramos una parcela de hard rock, ““Hell is on fire”,  y una balada, “When it´s all over”, un poderoso medio tiempo que crece en intensidad tras un suave comienzo. En estos temas apreciamos más matices en la voz de un Escudero en plena forma. Consigue Vhäldemar que mi lado más true sucumba a la tentación de saltarme algún tema.

Por supuesto tenemos una acentuado sonido power en cortes como “Damnation's Here”, con el que cierra, en el que aunque usan su canon, se alejan de lo predecible. En temas como “Afterlife”, funcionan como un híbrido entre Gamma Ray y la guitarra de los Judas del Painkiller. El toque de “My spirit” lo ponen con un sonido más propio del engreído genio sueco de las seis cuerdas en el poderoso leitmotiv que va acompañando el tema. En el ecuador del disco encontramos “Old King's Visions (Pt. VI)”, que sigue sumando entregas.
  
El tema “Straight to hell”, que da título al álbum, es puro heavy metal, acercándose a las maneras de los teutones Accept, por tratar de encuadrar su sonido. Encontramos incrustado un pasaje power en la parte que preludia un solo brutal de guitarra, de los de muchas notas sin recrearse en ello mucho rato.

Otra de las señas características de este trabajo es su huida de las composiciones fáciles. La guitarra busca el virtuosismo sin necesidad de un segundo guitarra, ya que el teclado de Jonkol da una gran profundidad a los temas y mucho juego en el terreno instrumental en su confrontación con Pedro J. Monje. No se hacen nada pesadas estas dosis ya nombradas de virtuosismo y que es una de las características de la banda.

A pesar de esto, la guitarra y el teclado no se comen el sonido del bajo. Es lo que más me sorprende en una primera escucha, su protagonismo. A esto hay que sumar que la batería no se conforma con seguir un patrón fijo.

La materialización de su sonido, la presentación, la portada de Darkgrove no engaña, se adecúa con el estilo de Vhäldemar. Con un plano picado de un guerrero herido enarbolando dos hachas sobre el campo de batalla y una V de fuego.

Vhäldemar es una de las bandas que me gustaría volver a ver en directo. Ahora disponen de un nuevo arsenal de temas.


El disco verá la luz bajo el amparo de Fighter Records el próximo 6 de Octubre.

Tracklist:
1. My Spirit
2. Death to the Wizard
3. Afterlife
4. Straight to Hell
5. Old King's Visions (VI)
6. Fear
7. Hell is on fire
8. When it's All Over
9. Damnation's Here

Vocals - Carlos Escudero
Guitars - Pedro J. Monge
Keyboards - Jonkol
Drums - Jandro
Bass - Raúl Serrano









Diario de un Metalhead 2020.



No hay comentarios: