martes, 30 de julio de 2019

WACKEN 2019. Ya estamos en Wacken. Martes 30. Crónica de urgencia.



Por Larry Runner.

Ya estamos en Wacken. Tras recoger el equipaje en el aeropuerto, donde coincidimos con Kai Hansen que regresaba a casa, la capital mundial del Heavy Metal nos ha recibido con un bochorno importante y 28ºC. Los más madrugadores llegaron ayer y esta será una frenética noche de plantado de tiendas de campaña. Mañana empiezan las hostilidades bien temprano. A las 11 de la mañana comienzan los conciertos.

Evidentemente, por haber formado parte de la organización de Metal Battle Spain este año, estaremos presentes en el History Stage para ver a las bandas del concurso que allí actúen, al menos a unas cuantas. En ese sentido tenemos dos marcadas a fuego, los polacos Vane, los lituanos Awakening Sun y nuestros ganadores Drunken Buddha.

Una nueva carpa está instalada en el Wacken Plaza, justo al lado del todopoderoso Bullhead. Es el que fue escenario de la primera edición del Wacken Open Air en el año 1990. Allí dentro está situado el recientemente restaurado escenario original donde se celebró aquel primer festival como símbolo de conexión ente el pasado y esta presente edición, la número 30. En ese escenario actuó Thomas Jensen, uno de los jefes del Wacken, con su banda Skyline. Ahora esa carpa y ese escenario bautizado como History Stage serán la sede de la final del concurso internacional Wacken Metal Battle.

Wacken 1990

Los también españoles Angelus Apatrida, Crisix y Alien Rockin' Explosion actúan también mañana, con lo cual intentaremos no perdérnoslos en una jornada que se presenta frenética para nosotros.

Otros nombres apuntados: Burning Witches, Sweet, The Sisters of Mercy, Velvet Viper, Gama Bomb y Rose Tatto. Un día en el que vamos a reencontrarnos con muchos amigos.

Seguiremos contando ...


© Diario de un Metalhead 2019.