viernes, 15 de marzo de 2019

MARCO MENDOZA: Viva La Rock (2018, Mighty Music) USA


Por Larry Runner.

Marco Mendoza no para. Se viene ahora en solitario, con una gira por nuestra país en la que por un precio razonable hasta puedes acceder a un Meet & Greet con el artista y su banda. El día 21 empieza en A Coruña. Pero ahora vamos a hablar del discazo que viene a presentar.

“Viva La Rock” es su trabajo “en solitario”. Un fantástico disco de hard rock con una fabulosa y moderna producción que conserva la esencia, el feeling de la buena música de años atrás. Un álbum que suena a clásico sin falta de serlo y en donde el bajista se rodea de músicos fantásticos para dar vida a una música realmente sensacional.

Diez son los temas de este disco de duración vinilo donde el bajista se despacha a gusto al micro, cantando fantásticamente con un tono que personalmente me recuerda por momentos al de su compañero en The Dead Daisies Corabi y en otros muchos al mismísimo David Lee Roth.

“Viva La Rock” recoge un poco de todo el sonido de las bandas por las que ha pasado el bajista. Sin duda a quién más te recordará será a The Dead Daisies -demostrando así que su mano en ese proyecto tiene mucho que ver- , aunque también encontrarás mucho de Thin Lizzy e incluso de Blue Murder.


La esencia del Classic Rock marca este álbum en el que no se esconden las influencias, siendo “Chinatown” en ese sentido la canción más marcada y descarada. El sonido es descaradamente Thin Lizzy. Es en ese tema precisamente donde encontramos una colaboración estelar en la voz, la de Mike Tramp, el eterno White Lion.

La guitarra marca el sonido de este álbum. Las capas dadas a las seis cuerdas hacen que el álbum suene duro sin pasarse, ya que la producción edulcora un álbum que de ser la radio un medio decente en este país, sería todo un caramelo para las radio fórmulas de FM.

Soren Andersen es el maestro de las seis cuerdas de este disco. Si no te suena, tampoco pasa nada, nunca ha ido de figuran, aunque en su historial encontrarás que este mercenario danés ha trabajado al servicio de figuras como Glenn Hughes (ex-Deep Purple) y Mike Tramp (ex-White Lion), aparte de dedicarse a su propia carrera musical. Ha estado de gira con Marco Mendoza y Tommy Aldridge (ex-Thin Lizzy/Whitesnake) y ha acompañado sobre el escenario a artistas tan dispares como Dave Mustaine (Megadeth), Billy Sheehan (Mr. Big) o Kenny Aronoff (John Fogerty). Casi nada. Él mismo se ha encargado de todo el trabajo de estudio, masterizado incluido.

Richard Fortus es otro de los nombres de este disco. Pone su guitarra en “Chinatown”. Ha trabajado toda la vida en esto, es otro mercenario como los ya citados hasta ahora. Si no te das cuenta de él, es el que venía de guitarrista con Guns N’ Roses en la gira del “Chinese Democracy”. Lo vimos en el BBK de Bilbao. Gran guitarrista, aunque evidentemente sin el carisma de Slash.

Otro nórdico, Morten Hellborn, también danés, se encarga de la batería. Todo queda en casa, pues ha trabajado en el pasado con Soren Andersen y con Mike Tramp entre otros muchos. Otro músico mercenario.


Ellos son los que configuran el sonido de este disco de puro Hard Rock que te recordará a todos los nombres ya citados con un Mendoza que se muestra camaleónico a la voz, pasando del tono Corabi al Roth e incluso parecerse a Steven Tyler en “Hey Baby”. Eso sí, aquí no hay carencias de ningún tipo. Mendoza canta con potencia y mejor que todos los cantantes que he citado en esta review.

Un gran álbum, lleno de grandes canciones, sonando de maravilla, con toda la esencia del buen rock, el feeling del blues y la fuerza del heavy metal. Además viene en un precioso digipack cargado de fotazas. Imprescindible.

No veo la hora de que llegue el momento de disfrutar de estos temas en vivo. Sensacional.

www.marcomendoza.com

Todo sobre la gira aquí







© Diario de un Metalhead 2019.